JUCHITÁN, miércoles.- Defensoras de Derechos Humanos de mujeres en el Istmo de Tehuantepec, urgieron al gobierno de Oaxaca y a las instancias de proveer seguridad a las oaxaqueñas, declarar “Alerta de Violencia de Género” a esta zona de Oaxaca, tras registrarse tres casos de feminicidio en menos de un mes.

Según la asociación civil “Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad” hasta el pasado 6 de julio en toda la entidad sumaban 56 casos de feminicidio y en lo que va de la administración del Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo (2010-2016) un total de 481 mujeres han sido asesinadas.

En el Istmo de Tehuantepec, los tres últimos casos de feminicidio se registraron el 24 de junio, 3 de julio y este domingo 10 de julio, por lo que las defensoras sociales, del Grupo de mujeres 8 de marzo Rogelia González Luis y la dirigente de la fundación Restauración Nacional, Celia Mendoza Reyes, manifestaron su preocupación ante los hechos violentos contra las mujeres.El viernes 24 de junio en la localidad de San Pedro Comitancillo,  Casandra Antonio Velásquez, quien tenía cinco meses de gestación, fue asesinada presuntamente por su esposo, de un disparo con arma de fuego.

El pasado 3 de julio, en el municipio de Magdalena Tlacotepec, fue asesinada Olivia López Girón, de 28 años de edad, presuntamente su marido fue el responsable de la agresión.

La madrugada de este domingo 10 de julio, en Juchitán fue asesinada con arma blanca Evelia Pineda Lozano de 58 años de edad, también por su pareja sentimental, quien fue detenido minutos después de haber realizado el crimen.

“Es increíble la situación de violencia que se vive en las calles de Juchitán y también de diversas localidades, en los últimos días han asesinado a tres mujeres, esto significa que no está funcionando el sistema de justicia implementado en esta zona, pedimos alerta de género”, señalaron las activistas.

La organización social “Grupo de mujeres 8 de marzo” que dirige González Luis, trabaja desde hace 20 años en la promoción del respeto social y una sociedad libre de violencia, a través de conferencias, charlas, reuniones y también apoyo jurídico, sicológico y de un refugio conocido como Centro de Apoyo  a la  Mujer Istmeña (CAMI). Tan sólo el año pasado atendieron a 50 familias.

De acuerdo con la organización, la violencia más frecuente entre sus usuarias es la psicológica en un 100 por ciento, seguida por la física con un 90 por ciento y la sexual con 80.

La dirigente de la fundación Restauración Nacional, Celia Mendoza Reyes, recalcó la importancia de que  se abra el Centro de Justicia de la Mujer  (Cejum)  en el Istmo de  Tehuantepec ya que la violencia es un tema que no sólo debe ser del interés de las organizaciones civiles, sino también del estado, quien dijo, se ha mantenido al margen, sin actuar.

“Si las personas, los funcionarios y las propias mujeres que están en las dependencias no pueden con el cargo, que renuncien, muchas mujeres estamos siendo víctimas de mucha violencia, feminicidio, ¿qué más continúa? no lo sé ¡gobierno haz algo por las mujeres oaxaqueñas!” expresó.

Con información de Diana Manzo/ CimacNoticias

Compartir

Dejar respuesta