¿Y tú, cómo proteges tus ingresos? Si afortunadamente cuentas con un trabajo remunerado, por el cual percibes periodicamente ingresos, ¿qué pasaría si mañana te despidieran o tuvieras un percance que te impidiera seguir laborando? ¿cómo cubrirías tus compromisos financieros, para cuánto tiempo te alcanzarían tus ahorros, en caso de tenerlos?
De acuerdo con el estudio realizado por la aseguradora Zurich “La brecha de la protección de los ingresos”, más de la mitad de las personas en México han experimentado una pérdida de ingresos debido a enfermedades o situaciones de discapacidad.
De esa población 54% tuvo que recurrir a sus ahorros para cubrir el déficit en sus ganancias, mientras que 44% buscó apoyo familiar.
Radamés López, head of Life para Zurich México, dijo que a escala global las personas están poco preparadas para una pérdida de ingresos y eso significa que su calidad de vida se afecta.
Explicó que a pesar del riesgo, 58% de los encuestados tenía ahorros insuficientes para cubrir más de seis meses el déficit de ingresos.
El estudio realizado por la aseguradora establece que de los encuestados aproximadamente un tercio estaba asegurado contra pérdidas de ingresos por enfermedad, discapacidad o muerte.
Radamés López estableció que los mexicanos están conscientes de la necesidad de proteger sus ingresos, incluso por encima de otros países en donde se realizó el análisis, razón por la que 79% prefiere recibir un menor salario a cambio de estar protegido ante estas situaciones.

Los tips
Priorizar tus necesidades. ¿A qué riesgos crees que estarías más expuesto, y que podrían pulverizar tus ahorros o tu patrimonio? basado en ello, entonces piensa en contratar una póliza ya sea de gastos médicos mayores o vida.
¿Cuánto puedes pagar? Todos quisiéramos una protección ilimitada, pero no hay dinero que pague una póliza así, por lo que el experto te aconseja que antes de considerar comprar un seguro, tomes en cuenta tu capacidad de pago y lo que ésta te ofrece.
Juega con el deducible. Una de las formas en que puedes ajustar el seguro a tu presupuesto es moviendo el deducible, recuerda que entre menor sea el porcentaje que debes cubrir de éste en caso de un incidente, mayor será el costo de tu prima.
Entiéndelo. Si bien no tienes que ser un experto en seguros, además de que los términos en la mayoría de las ocasiones son complejos, lo que sí tienes que hacer es preguntar, preguntar y preguntar, nunca firmes o compres algo de lo que no estás plenamente convencido, ni mucho menos entiendes.

Con información de Grupo Imagen

Compartir

Dejar respuesta