Alemania ha completado hoy su primera subasta con tasas negativas de interés en su deuda a diez años. Los récords alcanzados en el mercado secundario allanaron el camino para que Alemania registrara un nuevo hito en sus emisiones de deuda. Por primera vez en la serie histórica ha colocado su bono a diez años con intereses negativos.
Después de las turbulencias generadas a raíz del Brexit, la rentabilidad media en los bonos a diez años emitidos en la sesión de hoy se ha situado en el -0,05%. En la anterior subasta de estos títulos se quedó a las puertas de las tasas negativas, en el +0,01%.
A pesar de cobrar por emitir su deuda, Alemania ha conseguido captar 4.038 millones de euros en su deuda a diez años.
En las últimas semanas, las alertas desatadas como consecuencia del Brexit han disparado la búsqueda de refugio en la deuda alemana. Esta avalancha de las compras ha deparado nuevos récords históricos en la rentabilidad del bund, que ha llegado a superar el -0,2%.
La deuda a más corto plazo agrava estos intereses negativos. La rentabilidad de los bonos a dos y tres años roza el -0,7%.

Con información de A.S.S.

Compartir

Dejar respuesta