El Málaga está construyendo un equipo lo suficientemente atractivo como para que más de 15.000 aficionados hayan adquirido o renovado su abono. El pasado domingo, más de 3.000 incondicionales aprovecharon para presenciar el entrenamiento abierto del equipo (como es conocido, el Málaga trabaja a puerta cerrada para el público, y con solo 15 minutos de acceso para los medios de comunicación, desde el verano de 2010). La configuración de este nuevo Málaga ha traído a Jony, Michael Santos, Keko, Bakary Kone, Kuzmanovic y Sandro. Salieron Albentosa, Arthur Boka, Tissone, Atsu, Uche, Duje Cop, Roque Santa Cruz, Hachim Mastour, Rescaldani y Ricardo Horta. Quedan movimientos por realizar. El Málaga busca un delantero centro del estilo goleador de Salva Ballesta o Diego Alonso (Juande les tuvo en su primera etapa en La Rosaleda) que sea complementario a la velocidad de sus extremos que desea impulsar.
Pero el Málaga debe resolver un imponderable. El fichaje de Michael Santos ha dejado a su plantilla con excedente de extracomunitarios. Al mencionado delantero uruguayo debemos añadir a Guille Ochoa, Rosales y Weligton. ¿Qué piensa hacer el club?
A priori, tanto Weligton (recientemente renovado por una temporada más) como Michael Santos (que ha costado 4,5 millones de euros) parecen intocable. Esto significa el ‘extranjero’ candidato a salir serían Ochoa o Rosales. Uno de los dos… O los dos. El Málaga está dispuesto a escuchar ofertas, más por el segundo que por el primero. Ese es el motivo por el que el club está buscando un portero y un lateral derecho.
Otro frente abierto es el de Ignacio Camacho. Como todos los años se espera la llegada de una gran oferta por el centrocampista internacional. El club se remite a su cláusula de 18 millones de euros. No han entrado ofertas formales y por escrito. En precisión a un posible traspaso se busca un futbolista similar. Además, se busca equipo para Tighadouini, Fabio Espinho y Rafa de Vicente.

 

Con información de As.Com

Compartir

Dejar respuesta