En el sector privado en las ramas productivas en turismo y servicio han despedido a tres mil trabajadores, derivado a los 50 días de protestas de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
El sector más afectados es el de servicios, donde tiendas de autoservicio y negocios de venta de ropa han empezado a cancelar contratos.
Mientras que el sector de alimentos, y hospedaje se están generando descansos obligatorios sin goce de sueldo para los empleados a fin de mantener la planta productiva.
En un global de pérdidas acumuladas, el sector privado, advierte que esta supera los tres mil millones de pesos.
Los presidentes de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Jaime Zorrilla y Enrique Cantú, advierten que las pérdidas en el sector comercios son considerables derivado a las bajas ventas.
Aseguraron tener información respecto a que muchos negocios han optado por reducir su planta de personal para sobrevivir.
Aseguraron que como opción ya no se renovaron contratos ni se abrieron nuevas vacantes.
En tanto Onésimo Bravo, de la Cámara de la Industria Restaurantera (Canirac), afirmó que tan solo en el sector de venta de alimentos, han cerrado sus puertas unos 16 restaurantes, lo que ha representado la liquidación de más de mil personas.
Dijo que el resto de estos negocios se mantienen, descansando de forma obligatoria a mil 200 trabajadores diarios, sin goce de sueldo, de una planta laboral de 10 mil empleados.
Afirmó que las rotaciones son aleatorias, y los días de descanso ocurren entre lunes a miércoles, para laborar los jueves y los fines de semana.
En tanto la Asociación de Hostales y Posadas se declaró en quiebra técnica, al reportar pérdidas por 2.4 millones de pesos, el despido de 145 empleados y el riesgo de cierra de puertas de cinco establecimientos a consecuencia del conflicto desatado por la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y sus aliados, que mantienen tomado el centro histórico de la ciudad de Oaxaca y se encuentran apoderado de 10 carreteras estratégicas desde hace 50 días.
La misma agrupación reportó la cancelación del 95 de sus reservaciones para las festividades de la Guelaguetza y una ocupación “cero”, desde el pasado 1 de junio.
El presidente de la Asociación de Hoteles y Posadas de Oaxaca, Ángel Lozano Vásquez, le exigió al gobierno de Oaxaca retomar junto con la federación el diálogo con los profesores de la sección 22 de la CNTE para alcanzar acuerdos y se logre una paz duradera para Oaxaca.

“Nosotros queremos armonía y paz para que fluya las inversión y regrese el turismo, no queremos más confrontación y violencia”.

Dijo que todos los gremios, principalmente los sectores productivos están unidos, luchando para que la situación de Oaxaca mejore. Y no se agrave más.
¿Cuál es la pérdida que reporta su sector a partir del recrudecimiento del conflicto?
-Estamos hablando de una perdida de 2.4 millones de pesos y hemos despedido al 50 por ciento de nuestros empleados, es decir a mas de 145 trabajadores, a la par que la tasa de ocupación es del cero por ciento y cancelaciones del 95 por ciento de cara a las festividades de la Guelaguetza.
A la par que cinco hostales han dicho que cerraran sus puertas si no cambian las condiciones y uno ya cerro, el Hostal “Dos Lunas.
Ahorita tenemos el compromiso social con nuestros empleados de no cerrar puertas, aguantar hasta donde se pueda, pero la situación es insostenible” –
Afirmó que en la ciudad de Oaxaca hay 26 hostales y posadas, que son hoteles bajo el concepto hoste que por lo regular tienen mayor captación de turismo extranjero y nacional.
Pero después del conflicto del 2006, en los últimos años han sido visitados por turismo nacional.
A su vez, el sector industrial revela que las pérdidas en ese sector son considerables y reportó el cierre técnico de 12 industrias, lo que ha significado que se despedida a unos 200 trabajadores.
Mientras tanto el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles, Juan Carlos Rivera, reportó que las cancelaciones en los hoteles de 3, 4 y 5 estrellas para las festividades de la Guelaguetza se encuentran por arriba del 45 por ciento.
Mencionó que muchos hoteles para sobrevivir están recurriendo a los descansos de su personal, y no renovar los contratos del personal eventual.
La crisis que atraviesa el sector también ha generado que se queden sin liquidez y en consecuencia no puedan cumplir con sus compromisos de pago de largo y corto plazo.
En este sentido, no han tenido capital para cubrir las devoluciones por los apartados de habitaciones que ha generado la cancelación de reservaciones.
Con información de Milenio

Compartir

Dejar respuesta