Hillary Clinton y Donald Trump, virtuales candidatos a la presidencia de Estados Unidos, suspendieron sus actos de campaña previstos para ayer, consternados por la muerte de cinco efectivos en una protesta contra la violencia policial en Dallas.
El republicano Trump describió la agresión, que dejó además a siete agentes y dos civiles heridos, como “un ataque a nuestro país”. “Esto no es el sueño americano que nosotros queríamos para nuestros hijos”, añadió. “Hay que hacer más para restaurar la ley y el orden y restaurar la confianza de nuestro pueblo en estar seguro y a salvo en sus casas o en la calle”, señaló en un comunicado.
Clinton escribió en Twitter: “Lloro la muerte de los policías que fallecieron a disparos durante el cumplimiento de su sagrado deber, el de proteger a manifestantes pacíficos”. También abogó por la creación de indicadores nacionales sobre el uso de la fuerza policial, para evitar abusos.
La demócrata se iba a presentar en un acto en Pennsylvania con el vicepresidente Joe Biden, mientras que el magnate iba a hablar en Miami. La ex secretaria de Estado sí participó, en cambio, en una reunión en Filadelfia con un grupo de cristianos metodistas negros.
Esta es la segunda vez que los candidatos se ven obligados a cancelar eventos debido a la violencia en el país. El mes pasado hicieron lo mismo tras la matanza en un club nocturno gay de Orlando.
México se solidariza con las víctimas. Enrique Peña Nieto, presidente de México, escribió en Twitter: “Lamento la muerte de personas en Dallas, Texas, y deseo una pronta recuperación a los heridos. Mi solidaridad con sus familias”.
Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas (ONU), condenó el asesinato de los agentes estadounidenses e insistió en la necesidad de investigar las recientes muertes de negros en incidentes con oficiales en otros puntos del país. “No hay justificación para esta violencia”, dijo, a la vez que llamó a “abordar la discriminación, incluyendo las disparidades raciales en la aplicación de la ley”.
El rey Felipe VI de España también condenó el “violento e inhumano ataque” cometido en Dallas y envió toda su “cercanía, solidaridad y apoyo” a Obama.
Con información de Agencias

Compartir

Dejar respuesta