El presidente de Cuba, Raúl Castro, admitió que la economía del país atraviesa “circunstancias adversas” que obligarán a la reducción de gastos y al fomento del ahorro, pero rechazó los “augurios” sobre un inminente colapso económico o un retorno al conocido como “Periodo Especial”.

“En el primer semestre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) creció un uno por ciento, la mitad de lo previsto, dijo Castro ante la Asamblea Nacional del país.

Ante el pleno, explicó que ese resultado está condicionado por factores como el incumplimiento de los ingresos por exportaciones unido a “una determinada contracción en los suministros de combustible pactados con Venezuela” y a la vigencia del bloqueo de EU, entre otros factores.

“En estas circunstancias adversas, el Consejo de Ministros adoptó un conjunto de medidas dirigidas a enfrentar la situación y garantizar las actividades principales que aseguran la vitalidad de la economía, minimizando las afectaciones a la población”, indicó Raúl Castro en el discurso divulgado por medios oficiales.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta