El Pleno de la 62 Legislatura local acordó por unanimidad exhortar a los gobiernos federal y estatal a que apliquen medidas urgentes de activación turística y mecanismos extraordinarios de promoción, difusión y realización de la Guelaguetza 2016.

También aprobaron solicitarle al Ejecutivo federal, para que a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) intervenga de manera diplomática con el objetivo de levantar la alerta de viajar a la capital oaxaqueña, emitida por la Embajada de Estados Unidos.

“La ciudad de Oaxaca de Juárez es el principal ícono turístico del estado, ya que en ella se concentra el 52 por ciento de la oferta turística, cerca del 54 por ciento de los empleos de la capital dependen del sector turístico, por ello es urgente levantar la alerta emitida”, expuso la diputada panista, Leslie  Jiménez Valencia.

Observó que de acuerdo con un informe de competitividad de la ciudad de Oaxaca elaborado por el Instituto Politécnico Nacional y la Secretaría de Turismo, la situación de crisis económica originada por el problema político y social no sólo afectó a los comerciantes del centro de la ciudad y las calles circundantes, sino también a los productores de mezcal y a los artesanos de  decenas de poblaciones donde la riqueza cultural y artesanal es el principal atractivo turístico.

De su lado, la diputada priista Martha Alicia Escamilla demandó a las administraciones federal y estatal poner atención urgente en la preocupante situación atravesada por los sectores productivos de la entidad por el conflicto magistral.

Expuso que según cifras del INEGI, la actividad económica en Oaxaca está concentrada en su mayor parte en el sector terciario y sobre todo, la aportación del 61 por ciento del sector servicios, especialmente los relacionados con el turismo, al Producto Interno Bruto (PIB).

Explicó que en el mes de julio por las festividades de la Guelaguetza, el sector tiene un repunte histórico no solamente en la ciudad de Oaxaca, sino en varios municipios de los Valles Centrales por sus fiestas tradicionales.

Sin embargo, subrayó que los acontecimientos sociales y políticos recientes han provocado una sensible afectación a la economía en Oaxaca.

“A casi veinte días de la celebración del primer Lunes del Cerro, previsto el 25 de julio, el panorama es sombrío y de desánimo en la sociedad en general y en el sector turismo en particular”, refirió.

De acuerdo con las cifras proporcionadas Escamilla León “las cancelaciones de las reservaciones hoteleras que han ido en aumento y que han alcanzado un 32 por ciento”.

Durante su exposición en tribuna, la legisladora señaló  “no hemos visto una reacción contundente en el sector. Ni las autoridades federales ni las estatales en la materia, han salido a proponer, ejecutar o al menos anunciar acciones para revertir los graves daños que se están causando”, señaló.

Independientemente de esto, mencionó que cerca del 54 por ciento de los empleos originados, dependen de una u otra manera del sector turístico, es decir una de cada dos familias oaxaqueñas, están supeditadas de estos empleos para poder subsistir.

Sin embargo, resaltó que el desarrollo normal de esta industria, se ha visto afectado por el plantón magisterial instalado desde el 15 de mayo pasado en calles del centro histórico y por los hechos sucedidos en Nochixtlán.

 

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta