Tras un largo viaje de cinco años por el espacio, la sonda Juno llegó ayer a la órbita de Júpiter, llenando de emoción a la comunidad científica. A bordo de la sonda de casi cuatro toneladas, va una “tripulación” compuesta por tres minifiguras de Lego.
“Cinco años atrás, tres valientes minifiguras de Lego se embarcaron en una misión para llegar a donde ninguna minifigura había ido antes. Tras un viaje de más de 2.816.352.000 kilómetros,  ellos han llegado a Júpiter a bordo de la sonda espacial de la NASA, Juno”, publicó ayer en Facebook la compañía.
Los tres Legos representan a Júpiter, el padre de los dioses en la mitología romana; a su esposa y hermana, Juno; y a Galileo Galilei, el científico italiano que descubrió las cuatro grandes lunas de Júpiter.
Las figuras fueron hechas de aluminio refinado para que no interfirieran con los materiales a bordo de la sonda espacial, que lleva el nombre de la diosa Juno porque, según la mitología romana, podía ver a través de las nubes y eso es justo lo que hará la sonda para descubrir los misterior del planeta gaseoso.
Las piezas costaron unos15 mil euros (313 mil pesos mexicanos aproximadamente). Según el diario El País, es un presupuesto modesto, teniendo en cuenta el impacto publicitario que tendrá sobre la marca.
La sonda espacial dará 37 vueltas alrededor del planeta, tomará fotografías y recolectará todo tipo de información durante unos 20 meses.
Tras culminar su misión, previsto para febrero de 2018, se adentrará en la atmósfera del planeta que terminará por destruirla.
Con información de agencias

Compartir

Dejar respuesta