La Liga MX cumple dos décadas de vivir la evolución más notoria en su sistema de competencia. Los torneos cortos, adoptados en la década de los 90 del fútbol argentino, han derivado en campeones cada seis meses, ampliando la oportunidad de éxito de cada equipo, pero no todos los han aprovechado.
De los llamados ‘Grandes’, América y Pumas han logrado adaptarse al sistema, con cuatro títulos de liga cada uno, mientras que Chivas y Cruz Azul han carecido de campeonatos, con dos y uno respectivamente. Son los Tapatíos y Celestes quienes llevan más ayuno de este selecto grupo, nueve años para el Guadalajara y 19 para La Máquina.
Los más beneficiados han sido Toluca, Pachuca y Santos, los amos de los torneos cortos. Entre ellos suman 18 títulos, casi el cincuenta por ciento del total de campeonatos, siete para los Diablos, seis para los Tuzos y cinco para los laguneros.
De los 40 campeonatos, 14 equipos distintos se han consagrado, algunos por primera vez como Santos, Pachuca, Monarcas y Xolos. Todos los campeones compiten en la Liga MX, a excepción de Atlante que se encuentra en el Ascenso MX.
De los actuales equipos de Primera División, Veracruz, Querétaro, Jaguares, Puebla y Atlas nunca se han erigido como monarcas, siendo los rojinegros los únicos que han estado durante los 40 torneos.
También hay equipos que han sufrido descensos o desapariciones. Puebla, Atlante y Querétaro han perdido la categoría en par de ocasiones, pero cada quien se mantuvo en una ocasión en la elite por cuestiones administrativas. Necaxa y Dorados cayeron en similar número de veces, siendo los Rayos quienes tomarán el lugar de Dorados para el Apertura 2016 en su regreso a Primera División.
Equipos como Toros Neza, Colibríes, Irapuato, San Luis, La Piedad, Estudiantes Tecos y los Indios de Juárez, probaron las mieles de la Máxima Categoría, pero sus franquicias desaparecieron del plano futbolístico por cuestiones económicas o administrativas.

Con información de As.Com

Compartir

Dejar respuesta