Las bolsas europeas rompen la racha de recortes de las tres últimas sesiones y cierran con avances, aunque se han moderado en la recta final de la jornada. El Ibex ha sumado un 1,03%, lo que le ha permitido recuperar los 8.000 puntos. Otra vez la banca mediana ha ejercido de lastre para el selectivo.
Los mercados han vivido una tregua después de las últimas jornadas de turbulencias. La publicación a última hora de ayer de las actas de la Reserva Federal fue clave para poner freno a la escalada del dólar al alejarse la posibilidad de una subida de tipos en Estados Unidos. La Fed dejó claro que la incertidumbre generada por el Brexit desaconsejaba a corto plazo cualquier ajuste al alza en los tipos. La libra se ha alejado de los mínimos de 1985 en 1,279 dólares y ha llegado a recuperar por momentos los 1,3 dólares, aunque los ha vuelto a perder. El euro, a su vez, cotiza cerca de los 1,11 dólares.
En este contexto, la Bolsa española ha logrado finalmente poner freno a tres jornadas consecutivas de descensos. Las dos últimas, además, habían restado cerca de un 4% al Ibex. El rebote de hoy, del 1,03%, ha permitido recuperar los 8.000 puntos en el índice selectivo español.
Al frente de las subidas ha sobresalido Técnicas Reunidas, con una ganancia del 6,23%. Los inversores se han lanzado a las compras en la empresa de ingeniería en un intento por aprovechar el potencial alcista del 37% que le otorgan los analistas de Citigroup. La firma estadounidense ha elevado su precio objetivo hasta los 35 euros. La jornada ha cortado la espiral bajista de IAG. La aerolínea, que se desinfló ayer otro 7%, ha recuperado un 2,28%. Los problemas en Vueling afloraron en medio aún de la conmoción por los efectos del Brexit. El rebote ha sido extensible a las empresas más ligadas a las materias primas, como Acerinox (+1,78%), ArcelorMittal (+1,05%) y Repsol (+1,88%). Los bancos, en cambio, han reflejado mayores dudas y los números rojos han aflorado de nuevo en entidades medianas como Popular (-1,05%), Bankia (-0,49%), Bankinter (-0,39%) y Sabadell (-0,37%). Mejor se han comportado Santander, que ha sumado un 0,90%, y BBVA, 0,89%. Otro peso pesado, Inditex, que ha cerrado plano, ha vuelto a chocar con los 30 euros por acción, nivel en el que los analistas de UBS han situado su techo.
A las puertas del inicio de la nueva temporada de presentación de resultados, la agenda del día ha incluido una amplia batería de datos macro a ambos lados del Atlántico. La jornada ha comenzado con un inesperado descenso, del 1,3%, en la producción industrial de Alemania. Las cifras de Reino Unido, en cambio, han registrado un caída inferior a la esperada. El mercado laboral de Estados Unidos ha arrojado hoy cifras ligeramente mejor de lo esperado. Un día antes de la publicación del informe oficial de empleo de EEUU, el dato de paro semanal ha mejorado las previsiones, y el sector privado ha creado más puestos de trabajo de los esperados en junio.
La tregua en el mercado de divisas ha allanado el camino para la remontada de las bolsas europeas, aunque las subidas se han moderado en la segunda parte de la sesión. En la Bolsa de Londres, la más alcista, el Ftse 100 ha reconquistado los 6.500 puntos, cerca de sus máximos anuales. Mucho más lejos de sus topes del año han cerrado las bolsas de la eurozona. Las empresas inmobiliarias británicas siguen en el punto de mira de los inversores, después de la oleada de bloqueos que han tenido que aplicar las gestoras a los fondos inmobiliarios de Reino Unido debido a la desbandada de los inversores. La nota positiva la ponen hoy las empresas de consumo. El mercado aplaude a Danone (+1,9%) tras anunciar la compra de la estadounidense WhiteWave Foods (+18,7%) por 12.500 millones de dólares, deuda incluida.
El mercado de deuda pública también ha vivido cierta tregua. El interés del bund alemán cotiza cerca aún de sus récords históricos, del -0,2%. La rentabilidad del bono español a diez años resiste por debajo del 1,2%, de forma que la prima de riesgo se mantiene cerca de los 135 puntos básicos. En la sesión de hoy el Tesoro ha superado con nota su primera emisión de bonos desde el Brexit y las elecciones.
En el precio del petróleo se han vuelto a ver sucesivos cambios de signo, para imponerse finalmente los números rojos. El barril de Brent cae hasta los 47 dólares. Por su parte, el barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, se cambia al filo de los 46 dólares. El freno alcanza hoy a la cotización del oro. El metal precioso cotiza por debajo de los máximos de dos años alcanzados ayer, cuando superó los 1,.370 dólares la onza.

Con información de Expansión

Compartir

Dejar respuesta