Los pobladores de Nochixtlán, Oaxaca, donde se registró un enfrentamiento entre policías y profesores que causó la muerte a ocho personas, aceptaron la visita del subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, el próximo jueves.
Itayé Cruz Guevara, integrante de la Comisión de Gobernabilidad del poblado, calificó de tardía la visita porque “muchas de las evidencias ya no están ni siquiera en el lugar de los hechos”, citó la agencia EFE.
Dijo que esperan la visita no solo del subsecretario sino de personal de otras dependencias, a fin de que se recabe la información que permita esclarecer los hechos.
“Tendrían que venir integrantes de diferentes dependencias (…) del gobierno federal, para recabar información y emitir de alguna u otra forma un dictamen de cómo se fueron desarrollando los hechos ese día, de todo lo referente para tener un expediente”, dijo Cruz en entrevista para Grupo Radio Fórmula.
Con ella coincidió Sergio Cruz, de la Comisión Representativa, quien señaló que el día de la visita fue decisión de los familiares y aclaró que ellos únicamente fungen como voceros.
Cruz Guevera confió en que en ese recorrido, las autoridades federales puedan constatar la evolución de los heridos, así como de aquellas personas que aún no reciben atención médica.
El 30 de junio pasado, los habitantes de Nochixtlán se reunieron con el subsecretario Campa y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, donde se planteó la visita a la localidad para garantizar la reparación del daño en conformidad con estándares internacionales.
En dicha reunión, los pobladores pidieron la creación de una fiscalía especializada para continuar con las indagatorias que permitan el esclarecimiento del caso.
El pasado 19 de junio, derivado de los enfrentamientos en distintos puntos del estado fallecieron ocho personas, muertes que son atribuidas a la Policía Federal por los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
Sin embargo, el gobierno sostiene que la violencia fue provocada por grupos radicales que simpatizan con el magisterio.

Con información de Efe

Compartir

Dejar respuesta