Corrupción
En la construcción de la Estela de Luz se pagó un sobreprecio de 248.9 millones de pesos por la compra de acero. Tres años después a ocho servidores públicos de rango menor se les acusó de “uso indebido de atribuciones y facultades”. El juez dictó auto de formal prisión en 2013, pero todos enfrentaron sus juicios en libertad, pues el delito no es grave. ¿Qué pasó con los empresarios partícipes del engaño?
Hace menos de un mes se dio a conocer que los ahorradores defraudados por la empresa Ficrea —casi 5 mil acreedores— apenas recibirían entre 20% y 30% de lo perdido, debido a que para eso alcanzaban los bienes asegurados a la compañía. ¿Y el dueño Rafael Olvera Amezcua? Vive plácidamente en alguna parte del mundo, o eso cabe suponer a partir de que tiene actividad empresarial también en Estados Unidos y en España.
En la discusión acerca de las leyes anticorrupción el foco se ha posado sobre los políticos, pero muchas veces los empresarios son parte del sistema que permite a los primeros enriquecerse.

Lee la columna completa en nuestra edición impresa.

Compartir

Dejar respuesta