Agandalle de UTE, FPR
y Morena en Nochixtlán

No hay nada oculto bajo el Sol. Ya salió el peine en el agandalle de los muertos en Nochixtlán. Estos son bandera de los eternos enemigos de Oaxaca. Rogelio Vargas Garfias, Germán Mendoza Nube, Flavio Sosa Villavicencio e Itayee Cruz Guevara. Son los buitres carroñeros de siempre.
Todos ellos, se envuelven en la bandera rojinegra de la hoz y el martillo y se ostentan como revolucionarios comunistas. Pero son viles burgueses explotadores de los pobres entre los pobres. Lucran con la sangre de los ‘idiotas útiles’ y ‘compañeros de viaje’ de la izquierda radical.
Son los comandantes visibles de la guerrilla. Actúan como brazo político del EPR desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), el Frente Popular Revolucionario (FPR), Comuna y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
Enseñan el cobre en todas las luchas populares. Cuentan con complicidades locales, nacionales e internacionales. Los nueve grupos radicales que participan en los bloqueos forman parte de las 49 organizaciones que desde 2012 hasta hace dos meses recibieron 655 millones 410 mil pesos.
Germán Mendoza Nube, dirigente del Frente Popular Revolucionario (FPR), recibía del gobierno de Gabino Cué recursos públicos por 33 millones de pesos cada año desde 2012.
Comuna Oaxaca, de Flavio y Erick Sosa Villavicencio, César Mateos Benítez y Armando Contreras Castillo vinculados a Manuel Andrés López Obrador (MALO) percibía recursos por 30 millones de pesos hasta hace dos meses. Hoy es enemigo de Gabino Cué.
Además de la ejecución de las órdenes de aprehensión por diversos delitos del fuero común y federal, ninguna acción gubernamental había sido tan eficaz como pegar en la bolsa a los capos y sicarios magisteriales.
Congelar las cuentas a los dirigentes del Cártel de la Sección XXII de la CNTE fue un gran acierto del Sistema de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 

Lee la columna completa en nuestra edición impresa.

Compartir

Dejar respuesta