La decisión intenta evitar la huida masiva de inversores que temen un desplome del mercado inmobiliario británico.
Henderson, Canadá Life y Columbia Threadneedle han anunciado hoy el bloqueo de sus fondos de inversión inmobiliarios en Reino Unido, ante la avalancha de inversores que han pedido deshacer sus posiciones y salir de estos mecanismos de inversión.
Tras el referéndum celebrado el pasado 23 de junio, los inversores temen un colapso del mercado inmobiliario británico, por la falta de inversores extranjeros. La decisión llega horas después de que otras tres compañías, Standard Life, M&G y Aviva tomaran la misma medida.
En total, los fondos bloqueados hasta ahora en Reino Unido en poco más de 24 horas ascienden a unos 12.000 millones de libras, casi la mitad de los 25.000 millones que suponen los fondos inmobiliarios en este país.
“La mitad de los fondos están congelados y se quedarán así hasta que los gestores no logren liquidez para devolver el dinero a los inversores”, asegura Laith Khalaf, analista de Hargreaves Lansdown.
“Para hacer eso, hay que vender propiedades y como cualquier propietario de una casa sabe, eso no es algo que se pueda hacer rápido o sin dolor”. Los analistas consideran que estos fondos estarán cerrados durante semanas e incluso meses.
El fondo de Henderson asciende a 3.900 millones de libras, mientras que el de Columbia tiene inversiones por valor de 1.400 millones.
La medida supone instaurar una especie de corralito, ya que durante un tiempo indefinido los clientes no pueden sacar su capital de estos fondos.
El miedo se ha apoderado de los inversores, que huyen hoy también de la libra. La moneda británica cotiza hoy en mínimos frente al dólar en 31 años.
Con información de Expansion.com

Compartir

Dejar respuesta