El diseño está entrando a una nueva era gracias al uso de máquinas que pueden aprender por sí mismas, y que hacen más fácil el trabajo humano, rompiendo barreras y permitiendo que la creatividad llegue más allá.

Imagina que tienes que diseñar una silla: sólo tendrás que acudir a un programa de computación y colocar parámetros como que sea roja, de 50 centímetros de ancho, las opciones de materiales y el costo aproximado. En menos de una hora tendrías como respuesta decenas de opciones para elegir, eso sí, unas más fáciles de llevar a la realidad que otras.

Paul Sullivan, evangelista tecnológico de Autodesk, aceptó que suena a algo sacado de la ciencia ficción. “Sin embargo, se trata de una tendencia conocida como diseño generativo que en un año podría tener resultados importantes en el mundo”.

Es por ello que la empresa se ha enfocado en esta área durante el último par de años con ayuda de varios socios con quienes ha tenido avances prometedores. Por ejemplo, Airbus elaboró la “partición biónica” para las cabinas de los aviones que puede reducir la emisión de CO2 en más de 465 mil toneladas métricas al año.

Incluso, en el arte se puede utilizar, aseguró el evangelista, ya que en los Países Bajos se pidió a una computadora crear un cuadro nuevo y original de Rembrandt, luego de analizar más de 300 cuadros del artista. El resultado fue el retrato de un hombre del siglo XVII que luce exactamente como si fuera pintado por Rembrandt.

El secreto

“Lo que veremos es que el diseñador se convertirá en un mentor para la computadora, quien hará el trabajo duro, mientras que la persona usará sus habilidades creativas para elegir uno de los diseños hechos por la máquina y llevarlo a la realidad”, explicó en entrevista con Excélsior.

Sullivan dijo que esto es posible gracias al machine learning (aprendizaje automático), porque permite que la computadora produzca creaciones que la mente humana no podría haber imaginado, y que generan una reducción sin precedente en los costos, el tiempo de desarrollo, el consumo de material y peso del producto.

Para aprovechar todas las posibilidades de esta nueva tendencia, Autodesk desarrolló un programa llamado Design Graph, que será lanzado al mercado en las próximas semanas, y que extrae grandes cantidades de datos de diseño en 3D.

Estará disponible para todos aquellos con una suscripción en Autodesk 360, ya sea tanto empresas como estudiantes.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta