En carteles pegados a la entrada de la Catedral de Toluca, la diócesis invita a las feligreses a no ingresar al recinto con vestimenta considerada como inmoral, entre la que destacan las minifaldas, los ‘escotes inmorales’, pantalones ceñidos al cuerpo y en general prendas de vestir que ofendan a Dios.

En el acceso los carteles están pegados con la fotografía de una mujer, además en ella les refieren a los católicos que el lugar es para la oración y por lo tanto se debe presentar la mujer con vestimenta moral.

Al respecto el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex), Jorge Olvera García, llamó a las comisiones de derechos humanos tanto nacional como estatal, a estar atentos porque aseguró eso atenta contra los derechos humanos de las personas.

Indicó que la medida es retrograda y de siglos pasados, pues actualmente lo que debe prevalecer es la igualdad.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta