El Papa Francisco criticó el martes a los países que están armando a las partes enfrentadas en el conflicto en Siria mientras al mismo tiempo hablan de paz.
El pontífice no nombró a ningún país. El Gobierno del presidente Bashar al-Assad está recibiendo ayuda militar y de otro tipo de Rusia e Irán, mientras grupos opositores tienen respaldo de potencias regionales suníes y de Occidente.
“Mientras las personas sufren, cantidades increíbles de dinero están siendo gastadas en suministrar armas a los combatientes. Y algunos de los países que proveen estas armas también están entre aquellos que hablan de paz”, dijo Francisco en un mensaje de video a un grupo de caridad que organiza una conferencia sobre Siria.
“¿Cómo puedes creer en alguien que te acaricia con la mano derecha y te ataca con la izquierda?”, agregó.
Las conversaciones de paz patrocinadas por la ONU se han estancado. El enviado de Naciones Unidas a Siria dijo la semana pasada que seguía siendo incierto cuándo se celebrará la nueva ronda de conversaciones. Francisco ha hecho muchos llamados a la paz en Siria y ha criticado a los fabricantes y traficantes de armas al decir que no pueden llamarse a sí mismos cristianos.
Con información de Agencias

Compartir

Dejar respuesta