Con la UFC 200 a la vuelta de la esquina, el mexicanoestadounidense Kelvin Gastelum se dice preparado para derrotar a Johny Hendricks, el próximo 9 de julio en el T-Mobile Arena, en Las Vegas.
“Me siento increíble, pondré el nombre de los latinos en lo más alto”, dijo.
El peleador, también conocido como “Mini Caín”, por su similar apariencia física similar a la de la figura de la UFC Caín Velasquez, confesó que se prepara en lo personal, sin estudiar con cercanía a su rival. “Tengo unos ‘matones’ en el gimnasio que me ayudan para mejorar. Haré lo mejor que pueda y, claro, estoy listo para cualquier cosa en el octágono”.
Sin embargo, el originario de San José, California, le mostró todo el respeto a Hendricks. “Es un peleador fascinante, es un ex campeón, pero no ha evolucionado mucho en su técnica”, continuó. “Yo sí he mejorado, intento ser un peleador diferente en cada pelea. Me gusta sorprender a mis contrincantes”.
Gastelum suma 11 victorias y dos derrotas. En su último duelo, el pasado 21 de noviembre, perdió ante Neil Magny. “Tuve que mejorar cosas mínimas, que el máximo nivel hace mucha diferencia”.
Para el sábado se espera un evento espectacular. Nombres de la talla de Velasquez, Travis Browne, Frankie Edgar y Mark Hunt estarán presentes. El enfrentamiento principal será entre Daniel Cormier y Jon Jones.
Esto hace que Kelvin se sienta honrado de estar en UFC 200. “Estas figuras me han inspirado para llegar a donde estoy. Es un halago estar en la misma cartelera más grande en la historia de las artes marciales”, expresó emocionado.
“Mini Caín”, con la voz sin quebrarse, reveló que pelea por su familia. “Yo estoy aquí por ellos, y en cada round, yo sé que están conmigo, apoyándome, rezando por mí. Yo lo único que puedo hacer por ellos es salir victorioso”.
Con información de El Universal

Compartir

Dejar respuesta