El banco de inversión Merrill Lynch redujo sus expectativas de crecimiento mundial para 2017, de 3.6 a 3.4 por ciento, aunque para este año las mantuvo en 3.0 por ciento, luego de la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europa.

En un informe, el banco señaló que la economía de Estados Unidos también será afectada por el denominado Brexit. En 2017, la economía estadunidense crecerá 1.8 por ciento en vez de 2.0 por ciento que estimó en su análisis de mayo pasado.

Merrill Lynch, con sede en Nueva York, también ajustó sus estimaciones para 2017 de la economía de México, así como para la valuación del peso contra el dólar, a causa de la mayoritaria decisión de los electores del Reino Unido.

Apuntó que ajustó a la baja su estimación del crecimiento de la economía mexicana de 2.5 a 2.3 por ciento para 2017, que es el mismo porcentaje de expansión calculado para el presente año.

Asimismo, luego de que en su informe de análisis de la economía global emitido en mayo pasado Merrill Lynch ubicará el dólar en 18 pesos para el primer trimestre de 2017, ahora lo coloca en 19 pesos para el primer y segundo trimestre de 2017.

El banco explicó que espera una desaceleración de la economía de México en los siguientes trimestres, debido a que tanto la manufactura como la venta de vehículos en Estados Unidos han sido menores a lo esperado, lo que ha afectado las exportaciones mexicanas.

Además, México ha debido ajustar sus políticas fiscales y monetarias más de lo esperado en respuesta a los bajos precios internacionales del crudo a partir de 2016.

El banco puntualizó que el aumento de la aversión al riesgo incrementará la volatilidad del peso y reducirá el flujo de inversiones, lo que puede provocar que el Banco de México aumente la tasa de interés más de lo proyectado por el mercado.

Las elecciones en Estados Unidos son también una fuente constante de incertidumbre y volatilidad para México en lo que resta del año, de acuerdo con el banco.

Con Información de El Financiero

Compartir

Dejar respuesta