Recibir y enviar un correo electrónico es muy común ahora, pero hace 20 años esto era casi imposible para el grueso de la población mundial hasta que llegó al mercado Hotmail, hoy mejor conocido como Outlook.

Fue lanzado al mercado el 4 de julio de 1996 y se caracterizó por ser el primer servicio de correo electrónico gratuito. Las mentes detrás de este proyecto fueron Sabeer Bhatia y Jack Smith, quienes trabajaban en Apple y buscaban una forma alternativa de comunicarse, ya que los servicios disponibles en ese entonces eran cuentas de instituciones educativas o de empresas privadas en redes cerradas.

Sólo cuatro meses después de su lanzamiento ya contaba con medio millón de usuarios; su éxito llamó la atención de Microsoft, que la compró por 400 millones de dólares el 31 de diciembre de 1997. Para entonces Hotmail ya tenía nueve millones de usuarios y comenzó a integrarse a otros servicios, como MSN.com, y a estar disponible en más idiomas.

La competencia de AOL, Yahoo! Mail y Gmail, que ofrecía más almacenamiento, obligó a Microsoft a realizar un cambio. Para 2005 el servicio fue renombrado como Windows Live Mail, cambió el diseño, la velocidad de carga de archivos, la actualización automática de la bandeja de entrada o el autoguardado de los borradores, herramientas que hoy son comunes.

En febrero de 2013 se anunció la migración de las cuentas de Hotmail a una nueva plataforma llamada Outlook, su nombre actual. La migración fue automática y en años recientes ha seguido actualizándose al integrar servicios como Skype, Contactos, Calendarios, One Drive y hasta los programas de Office,

Aunque se llame Outlook, muchos todavía mantienen su cuenta como Hotmail y pasarán años para que ese nombre sea olvidado.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta