Luego de los difíciles meses que pasaron, parece que la relación entre Madonna y su hijo Rocco está en mejores términos, pues se encuentran de visita en Kenia.
A través de su cuenta en Instagram, la “Reina del Pop” compartió imágenes de su estancia en Kibera, el barrio más pobre de Nairobi.
En una de las fotografías se ve a Madonna acompañada por Rocco, quien el año pasado decidió dejar de vivir con ella en Nueva York y mudarse con su padre, el cineasta Guy Ritchie, a Londres.
Lourdes, la hija mayor de la intérprete, también la acompañó, al igual que sus hijos adoptivos, Mercy James y David.
La cantante apoya la labor de la organización Shining Hope for Communities, que trata de conseguir educación para niñas pobres en Kenia, así como proporcionar servicios básicos a comunidades pobres.

Compartir

Dejar respuesta