Rentó un vestido, disfrutó de la fiesta y cuando todo acabó, se mostró prepotente con la propietaria de la tienda al no querer regresar la prenda en la fecha acordada y exigir le regresarán el dinero que había dejado en depósito.

La joven de Monterrey fue identificada por Eloisa Acevedo como Hellen M. Ruiz, quien además, labora en una sucursal bancaria, lugar a que tuvo que ir para reclamar el vestido.

De acuerdo con Acevedo, señaló a Hellen como una clienta ‘abusiva’… “resulta que la señorita después de que fue dos veces a probarse vestidos y también tuvo el tiempo para ir a recogerlo, ahora que ya lo había usado y anduvo muy sonriente con él, como se ve en las fotos, me contesta y me dice que fue un pésimo servicio”.

Hellen se quejó de que la prenda no le había gustado porque la bastilla estaba mal y no tenía tiempo de entregarlo.

Salgo del trabajo como a las 7, voy a la escuela, salgo a las 10 y claro, como a la 1 am estoy dejándotelo”, afirmó Eloisa que fue la respuesta de su clienta.

Ante esto, Eloisa decidió marcarle, pero la joven le colgó, por lo que acudió a su trabajo, donde le exigió la entrega de su dinero a cambio del vestido… al final el vestido lo entregó manchado y roto…

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta