El presidente de la Comisión Frontera Sur del Senado, Humberto Mayans Canabal (PRD), advirtió que aumenta el flujo migratorio de centroamericanos a México, tras diversas devastaciones naturales generadas por el cambio climático.
Dijo que se prevé que millones de personas salgan de El Salvador, Honduras y Guatemala con destino al norte del continente, por lo que podrían presentar solicitudes de refugio en México y para ello las instituciones deben estar preparadas con presupuestos suficientes y una legislación actualizada.
En el contexto de crecientes flujos de migrantes a Estados Unidos, subrayó: “Esperemos que no gane [Donald] Trump, que gane la señora [Hillary] Clinton y que ese muro [en la frontera] nunca se construya”.
Por su parte, el representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), Mark Manly, señaló que “cada vez estamos viendo más en México la llegada de familias enteras, a veces tres generaciones y hasta 20 personas de una sola familia al mismo tiempo, así como niñas y niños que viajan solos y personas de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual.
Mayans Canabal y Mark Manly participaron en la inauguración del diplomado El asilo como derecho a la protección internacional, organizado por la Cámara de Senadores, la Universidad Autónoma Metropolitana y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.
El senador Mayans recalcó que México enfrenta retos ante el aumento de la migración y las dificultades institucionales que se presentan para brindar refugio a miles de personas que salen de Centroamérica, más para ponerse a salvo de la persecución y de la violencia que en pos de un proyecto de vida.
Dijo que “en México tendremos muchas solicitudes de asilo por el cambio climático”, factor por el que ya hay casos de regiones en las que se han dado migraciones importantes.
“Ante el incremento de los indicadores ambientales del deshielo, desertificación y acidez del mar, entre otros que incrementan los niveles del mar, debemos prepararnos para hacer frente a este tipo de migraciones”, explicó.
Señaló que en México, “desde el río Papaloapan, hasta la Laguna de Términos, sin descartar la península de Yucatán, se conforma una de las zonas más amenazadas en el mapa global de riesgo del cambio climático”.
Al respecto, advirtió, “no veo que tengamos, salvo la ONU, algún proyecto o diagnóstico; los gobiernos federal y estatales no están considerando este importante problema”.
El senador dijo que por el cambio climático “millones de personas se tendrán que desplazar a causa de la erosión de la línea costera, de las inundaciones del litoral y de los estragos en la agricultura”.
Un ejemplo de ello, agregó, son los flujos migratorios de El Salvador, Guatemala y Honduras debido a las grandes sequías de los cuatro años recientes, antecedidas por los huracanes de hace 10 años que destruyeron gran parte de las carreteras, puentes, hospitales y escuelas que nunca se recuperaron.
“Para 2050 se espera que por el cambio climático haya una migración de 200 millones de personas; para México, hoy el fenómeno se expresa en 400 mil centroamericanos que al año intentan cruzar el país hacia Estados Unidos”, dijo.

Compartir

Dejar respuesta