+ El gobierno ya nos quitó la rebaja a la gasolina

+ Razones sí existen, pero las promesas están rotas

En los últimos días ha sido viral la captura de un tuit enviado por el presidente Enrique Peña Nieto cuando se aprobó la legislación de la reforma energética en el Congreso, en el que aseguraba que con esa modificación se hacía posible terminar con los incrementos mensuales al costo de los combustibles para pasar a un esquema en el que incluso podría ser viable que éstos disminuyeran sus costos al público. Esa promesa quedó rota cuando a mediados de la semana que termina, el gobierno federal anunció importantes incrementos al costo de las gasolinas Magna y Premium que consumen nuestros vehículos de motor. En ese marco, y aunque sea por fines informativos —porque el incremento es irremediable, y en una de esas, hasta irreversible—, vale la pena saber por qué subió la gasolina.
En efecto, el pasado 29 de junio el gobierno federal anunció que por primera vez en el año, el precio de los combustibles se incrementaría. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que en julio la Magna se vendería al público en general en 13.40 pesos por litro, es decir 24 centavos más respecto al vigente en junio. Hay que recordar que la Magna es la de mayor consumo en el país.

 

Lee la columna completa en nuestra edición impresa.

Compartir

Dejar respuesta